Poemas

Poems

  • Alberto Leongómez Herrera Universidad Pedagógica Nacional
Publicado
2016-02-26

Es -curiosamente- la práctica de la composición musical, junto con sus propios procesos de búsqueda, lo que en mi experiencia desencadenó un vivo interés por comprender los procesos de formalización del pensamiento. Así, entendiendo el pensamiento como una construcción mental en la que se re-presenta el mundo, me encontré con que el mundo es lo Representado y el lenguaje lo Representante, por lo que el lenguaje resulta ser, no un instrumento del pensamiento, sino una de sus componentes: en este caso, su componente formal. No se da pensamiento sin lenguaje, por lo que el estudio del lenguaje viene a ser el estudio del pensamiento mismo, bajo su aspecto formal. Se impuso así como una necesidad el estudio del Latín en profundidad, estudio del que estos poemas[1] representan un pequeño brote.

Palabras clave: Poemas (es)
Alberto Leongómez Herrera, Universidad Pedagógica Nacional

Realizó estudios de Composición Musical en la Universidad Nacional en Bogotá, radicándose luego en París, Francia, donde obtuvo los diplomas de Interpretación -guitarra clásica- y de Composición, en el Conservatorio Nacional de Montreuil. Posteriormente obtuvo allí mismo el Primer Premio de Conservatorio en interpretación y la Médaille d’Or en composición. Ha sido profesor de planta en el Departamento de Música de la Universidad Nacional -plaza ganada por concurso- en las áreas de Armonía y Contrapunto y, más tarde, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Pedagógica Nacional. Es también profesor de cátedra en el Departamento de Humanidades de la Escuela Colombiana de Ingeniería, enseñando Latín, Música y Civilización, y Problemática de la Edad Media. Paralelamente con la labor docente, ha realizado recitales y grabaciones de guitarra clásica y laúd barroco en Francia y en Colombia, y escrito música de cámara, ensayo y poesía.

APA

Leongómez Herrera, A. (2016). Poemas. (pensamiento), (palabra). Y obra, (15). https://doi.org/10.17227/2011804X.15PPO110.115

ACM

[1]
Leongómez Herrera, A. 2016. Poemas. (pensamiento), (palabra). Y obra. 15 (feb. 2016). DOI:https://doi.org/10.17227/2011804X.15PPO110.115.

ACS

(1)
Leongómez Herrera, A. Poemas. Pensam. palabra obra 2016.

ABNT

LEONGÓMEZ HERRERA, A. Poemas. (pensamiento), (palabra)... Y obra, [S. l.], n. 15, 2016. DOI: 10.17227/2011804X.15PPO110.115. Disponível em: https://revistas.pedagogica.edu.co/index.php/revistafba/article/view/3681. Acesso em: 19 abr. 2021.

Chicago

Leongómez Herrera, Alberto. 2016. «Poemas». (pensamiento), (palabra). Y obra, n.º 15 (febrero). https://doi.org/10.17227/2011804X.15PPO110.115.

Harvard

Leongómez Herrera, A. (2016) «Poemas», (pensamiento), (palabra). Y obra, 0(15). doi: 10.17227/2011804X.15PPO110.115.

IEEE

[1]
A. Leongómez Herrera, «Poemas», Pensam. palabra obra, n.º 15, feb. 2016.

MLA

Leongómez Herrera, A. «Poemas». (pensamiento), (palabra). Y obra, n.º 15, febrero de 2016, doi:10.17227/2011804X.15PPO110.115.

Turabian

Leongómez Herrera, Alberto. «Poemas». (pensamiento), (palabra). Y obra0, no. 15 (febrero 26, 2016). Accedido abril 19, 2021. https://revistas.pedagogica.edu.co/index.php/revistafba/article/view/3681.

Vancouver

1.
Leongómez Herrera A. Poemas. Pensam. palabra obra [Internet]. 26 de febrero de 2016 [citado 19 de abril de 2021];0(15). Disponible en: https://revistas.pedagogica.edu.co/index.php/revistafba/article/view/3681

Descargar cita

Citaciones

Crossref Cited-by logo
0

Métricas PlumX

Visitas

260

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

POEMAS

POEMS

Alberto Leongómez Herrera*

* Realizó estudios de Composición Musical en la Universidad Nacional en Bogotá, radicándose luego en París, Francia, donde obtuvo los diplomas de Interpretación -guitarra clásica- y de Composición, en el Conservatorio Nacional de Montreuil. Posteriormente obtuvo allí mismo el Primer Premio de Conservatorio en interpretación y la Médaille d'Or en composición. Ha sido profesor de planta en el Departamento de Música de la Universidad Nacional -plaza ganada por concurso- en las áreas de Armonía y Contrapunto y, más tarde, en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Pedagógica Nacional. Es también profesor de cátedra en el Departamento de Humanidades de la Escuela Colombiana de Ingeniería, enseñando Latín, Música y Civilización, y Problemática de la Edad Media. Paralelamente con la labor docente, ha realizado recitales y grabaciones de guitarra clásica y laúd barroco en Francia y en Colombia, y escrito música de cámara, ensayo y poesía. Colombia
altercodex@hotmail.com


Es -curiosamente- la práctica de la composición musical, junto con sus propios procesos de búsqueda, lo que en mi experiencia desencadenó un vivo interés por comprender los procesos de formalización del pensamiento. Así, entendiendo el pensamiento como una construcción mental en la que se re-presenta el mundo, me encontré con que el mundo es lo Representado y el lenguaje lo Representante, por lo que el lenguaje resulta ser, no un instrumento del pensamiento, sino una de sus componentes: en este caso, su componente formal. No se da pensamiento sin lenguaje, por lo que el estudio del lenguaje viene a ser el estudio del pensamiento mismo, bajo su aspecto formal. Se impuso así como una necesidad el estudio del Latín en profundidad, estudio del que estos poemas1 representan un pequeño brote.

Un cuento

Alguna vez hubo un poeta,
extraño alquimista,
que encontró la fórmula
para convertir en versos
el humo de su pipa...

Y eran los suyos
unos versos poblados
de fantásticos recuerdos
y de músicas exóticas...

Al oírlos, el viento que soplaba no era el mismo,
era otro, de un país extraño...
y el tiempo que pasaba no era el mismo,
era otro... uno que hace mucho había ocurrido...

Entre raptos de santidad y de demencia,
venía con él otro hombre
cuyo raro oficio consistía en pintar el mundo
del color de sus colores más queridos...

Y ninguno se atrevía a despertarlo
cuando -estando en su labor-
se remontaba, sin saberlo, por los aires...
colgado tan sólo de su brocha...!

Cuidado! decían... Que está pintando el mundo...!

Dentro de un universo de sonidos,
el tercero de estos hombres
buscaba a tientas, sin cesar,
los trazos de una vida superior.

Y cuando su música tocaba,
sus sueños -cual cristales- se quebraban...
Y entraba en consonancia con el mundo...!

Vamos...
-tiempo después,
las gentes se dijeron-
y hablemos otra vez
con esos hombres,
oficiantes todos ellos
de esa extraña alquimia que es el Arte!

Y al no hallarlos, recordaron
que esos hombres hace tiempo ya no estaban...
puesto que eran, a su vez,
los humildes encargados
de pasar el calendario de la vida.

Cuatro poemas Latinos

I

Ex omni labore
et omnibus actis
aliquid remanet semper

quod crescit, augetur,
ac metitur tandem...
et postea seritur rursus.

A tempore antiquo
hominibus notum,
iunxerunt hi in campo
laborem et vires
ac voces in cantu...
solem et sidera spectant!

Sic panis apparuit...
et una cum eo,
tum populus vetus
qui côleret agros...

Est populus quidam,
semper pane carens...
qui semper pattur et vim

[De todo el trabajo
y todas las obras,
algo permanece siempre

Que crece y madura,
para ser segado...
y, luego, sembrado de nuevo.

Conociendo aquello
desde tiempo antiguo
los hombres juntaron
su fuerza en el campo,
su voz en el canto...
Observan el sol y los astros!

Así nació el pan...
Y junto con él,
un antiguo pueblo
que sembrara el campo..

Un pueblo que nunca
ha tenido pan...
y siempre sufrió la violencia]

II

In noctis umbra spectabam
lignum ardere...

Dum intus flamma molliebat
frigus ac verbum in me,
aliquid, subito, novi:

Ut ligna flagrantia sumus
homines omnes

Sic agit materia humana
ut lucem solvat, calorem,
ac nihil tandem remâneat...

Nisi pâululum caloris
recêdens paulatim

Ac vibrantia,
quasi lux in umbra,
humana
desideria,
studia,
spes.

[En la sombra nocturna miraba
un leño ardiente

Y mientras la llama fundía
en mí la palabra y el frío,
algo comprendí de pronto:

Como leña ardiente somos
todos los hombres

Tal obra la materia humana,
que luz y calor emita
y al final, no quede nada...

Sólo una vaga tibieza,
huyendo despacio...

Y vibrando,
como la luz en la sombra,
los anhelos,
la esperanza,
afecto,
paz.]

III

Propter solitudinem, scribo Latine.
Lingua mortua habetur
in tempore hoc
nam, olim, vivebat...
Et magica scientia
et mirabilia verba
hoc amne advenerunt

Propter solitudinem,
in lingua mortuorum,
valde loqui conor
cum aliquo audienti,
videnti, viventi...

Ad homines vivos,
in lingua mortuorum,
locuturus sum.

Si aliquis audit
in hac silva lata
vocem resonantem
ex cava spelunca,
non tam solus sum...
Non ita ut saliam,
cum mihi sit dies,
in atrum silentium
filo lucis carens.

Donec loqui possim
vel possim audiri,
locuturus sum.

[Por la soledad,
escribo en latín.
Lengua muerta, dicen,
hoy, en estos tiempos
pues, antes, vivía...
Y la ciencia mágica,
solemnes conjuros,
trajo en su caudal.

Por la soledad,
en lengua de muertos,
me esfuerzo en hablar
con alguien que escuche,
que vea, que viva...

A hombres vivientes,
en lengua de muertos,
habré yo de hablar.

Si alguien escucha,
en la extensa selva,
la voz resonando
desde honda caverna,
no tan solo estoy.

No así que me falte,
el día de mi salto
al silencio oscuro,
un hilo de luz

Mientras pueda hablar
y ser escuchado,
habré de llamar.]

IV

Aqua et sol,
arbores, formicae,
animalia cuncta et homines,
aliquid semper transferunt...

Iter longum
omnia sunt.

Sic diem ex die
gravitas vehetur
e loco ad locum.
E loco ad locum
, ut mundus ipse moveatur
ac maribus abyssisque
ingentia saxa rotentur

Ut veteres olim Aegyptii
vehebant petreas moles,
sic -agmine longo- arena
-pulverea, minima res-
a fôrmicis fertur cotidie
et homines hodierni ferunt
pecuniam in argentariam...

Tum rex Aegypti cupiebat
imaginem tollere suam
-corpus bestiae, caput viri-
ut viveret etiam mortuus,
dum homines petras ferentes
-corpus viri, fatum bestiae-
optabant panem et tectum
ne viventes morerentur

Et hominum unda post undam
progreditur penes tempus
dum inter caelum et terram
lassitudo humana sternitur.

Ac tanto labore confectus,
tanto bello, tanta caede,
non homo sapiens sed tantum
materia movens se interrogat

Atque in speculo temporis
diem ex die intuetur
utrum beluae sibi sit
an viri denique caput...

At tamen, se scire scit.
Scitque aliquid transferri,
e loco ad locum versari...

Ex humo ad holera,
e bestia ad hominem.
Tum illum scit tandem
reverti ad tellurem

Et digitis pulverem rerum
sentit elabi fugientem...
atque moveri universa..!

[El agua, el sol,
los árboles, las hormigas,
las bestias todas y el hombre,
siempre algo están transportando...

Pues todas las cosas,
son un largo viaje.

Así, cada día
el peso es cargado
de un lugar a otro.

De un lugar a otro,
para que el mundo se mueva
y en los mares abisales,
rueden las rocas inmensas...

Y como antiguos egipcios
llevaban pétreas moles,
en larga fila, la arena

-cosa mínima, de polvo-

es cargada por hormigas
y el hombre moderno lleva
su dinero hacia la banca...

Quería el rey de Egipto, entonces,
erigir su gran estatua

-de bestia el cuerpo, de hombre la

cabeza-
para vivir aun muerto,
mientras los hombres cargueros

-el cuerpo de hombre, de bestia la

suerte-
deseaban pan y techo
para no morir viviendo

Y onda tras onda de hombres
avanza en poder del tiempo
mientras entre cielo y tierra
se extiende la fatiga humana.

Y, agotado de trabajo
y tanta guerra y cruel matanza,
se pregunta el Homo Sapiens

-ya es sólo materia movens-

Y en el espejo del tiempo
va a mirarse cada día
no tenga de bestia el cráneo
sino de hombre su cabeza...

Empero, se sabe sabio.
Sabe que algo es transportado
y gira de un lugar a otro...

De la tierra al pasto,
de la bestia al hombre,
y el hombre, por fin,
a la antigua tierra

Y siente escapar de sus dedos
el polvo mismo del mundo...
Y moverse el universo]


Notas

1 Dos de estos poemas habían sido presentados -en línea y en una versión anterior que ha sido aquí modificada- en el sitio de Internet del Circulus Latinus Panormitanus (Círculo Latino de Palermo, Italia).

Métricas PlumX