El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración

  • Viviana Mahecha Mahecha Universidad Pedagógica Nacional
  • María Betulia Pedraza Pedraza Universidad Pedagógica Nacional
Publicado
2017-05-29

Las últimas tendencias de la lexicografía didáctica ponen de manifiesto la necesidad de reflexionar sobre la importancia del diccionario escolar como una herramienta de aprendizaje no solamente lingüístico, sino también contextual, es decir, como una fuente de conocimiento de sus usuarios potenciales, en este caso, maestros y estudiantes de los distintos niveles escolares. Este texto propone una revisión de algunos criterios tenidos en cuenta para la elaboración de tres diccionarios escolares básicos ofrecidos en el mercado lexicográfico colombiano, a fin de evidenciar problemáticas internas y externas que pueden desvirtuar la naturaleza didáctica de estos últimos y su relación con los contextos reales de sus usuarios.

Palabras clave: Diccionario escolar, lexicografía didáctica, pedagogía, microestructura, macroestructura. (es)

APA

Mahecha Mahecha, V., & Pedraza Pedraza, M. B. (2017). El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración. Folios, (29), 51.62. https://doi.org/10.17227/01234870.29folios51.62

ACM

[1]
Mahecha Mahecha, V. y Pedraza Pedraza, M.B. 2017. El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración. Folios. 29 (may 2017), 51.62. DOI:https://doi.org/10.17227/01234870.29folios51.62.

ACS

(1)
Mahecha Mahecha, V.; Pedraza Pedraza, M. B. El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración. Folios 2017, 51.62.

ABNT

MAHECHA MAHECHA, V.; PEDRAZA PEDRAZA, M. B. El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración. Folios, [S. l.], n. 29, p. 51.62, 2017. DOI: 10.17227/01234870.29folios51.62. Disponível em: https://revistas.pedagogica.edu.co/index.php/RF/article/view/6126. Acesso em: 23 ene. 2021.

Chicago

Mahecha Mahecha, Viviana, y María Betulia Pedraza Pedraza. 2017. «El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración». Folios, n.º 29 (mayo):51.62. https://doi.org/10.17227/01234870.29folios51.62.

Harvard

Mahecha Mahecha, V. y Pedraza Pedraza, M. B. (2017) «El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración», Folios, 0(29), p. 51.62. doi: 10.17227/01234870.29folios51.62.

IEEE

[1]
V. Mahecha Mahecha y M. B. Pedraza Pedraza, «El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración», Folios, n.º 29, p. 51.62, may 2017.

MLA

Mahecha Mahecha, V., y M. B. Pedraza Pedraza. «El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración». Folios, n.º 29, mayo de 2017, p. 51.62, doi:10.17227/01234870.29folios51.62.

Turabian

Mahecha Mahecha, Viviana, y María Betulia Pedraza Pedraza. «El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración». Folios0, no. 29 (mayo 29, 2017): 51.62. Accedido enero 23, 2021. https://revistas.pedagogica.edu.co/index.php/RF/article/view/6126.

Vancouver

1.
Mahecha Mahecha V, Pedraza Pedraza MB. El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración. Folios [Internet]. 29 de mayo de 2017 [citado 23 de enero de 2021];0(29):51.62. Disponible en: https://revistas.pedagogica.edu.co/index.php/RF/article/view/6126

Descargar cita

Citaciones

Crossref Cited-by logo
0

Métricas PlumX

Visitas

118

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

ARTÍCULOS

El diccionario escolar y algunas de las problemáticas que surgen en su elaboración1


The school dictionary and some of the issues that come up during its elaboration


Viviana Mahecha Mahecha*
María Betulia Pedraza Pedraza*


*Profesoras del Departamento de Lenguas de la Universidad Pedagógica Nacional. Correo electrónico: vivianamahecha@hotmail.com.

Artículo recibido el 25 de febrero de 2009 y aprobado el 28 de abril de 2009.


Resumen
Las últimas tendencias de la lexicografía didáctica ponen de manifiesto la necesidad de reflexionar sobre la importancia del diccionario escolar como una herramienta de aprendizaje no solamente lingüístico, sino también contextual, es decir, como una fuente de conocimiento de sus usuarios potenciales, en este caso, maestros y estudiantes de los distintos niveles escolares. Este texto propone una revisión de algunos criterios tenidos en cuenta para la elaboración de tres diccionarios escolares básicos ofrecidos en el mercado lexicográfico colombiano, a fin de evidenciar problemáticas internas y externas que pueden desvirtuar la naturaleza didáctica de estos últimos y su relación con los contextos reales de sus usuarios.

Palabras clave
Diccionario escolar, lexicografía didáctica, pedagogía, microestructura, macroestructura.



Abstract
The last trends of didactic lexicography demonstrate the need to think about the importance of the school dictionary as a tool for learning not only linguistically but also contextually, that is to say, as a source of knowledge for its potential users, in this case, teachers and students of different school levels. In agreement with the previous idea, this text proposes a review of some criteria taken into account for the production of three basic school dictionaries offered to the lexicographical Colombian market. The internal and external problems that could jeopardize the didactic nature of the dictionary and its relationship with the real contexts of its users are considered.

Key words
School dictionary, didactic lexicography, pedagogy microstructure, macrostructure.




¿Hay algo más racional que un diccionario? Por poco que se lo lea aparte de consultarlo,
el diccionario informa, instruye, incluso enseña; sin largos discursos, sin retórica vana,
distribuye sobria, democráticamente el saber a quien lo solicite. Pues bien, este objeto robusto
e incluso simplista -si pensamos en la maraña de los hechos, las nociones, las sustancias de las
que está hecho el mundo-, pone en juego sin decirlo (nada menos locuaz que un diccionario) los
problemas más graves, los más candentes, y acaso también los más vertiginosos que la mente humana
haya llegado a conocer y a debatir.
Roland Barthes


El diccionario escolar como fuente de conocimiento y herramienta pedagógica
En la actualidad, son muchas las definiciones planteadas sobre el término diccionario. Para unos, es el instrumento que proporciona información sobre el uso correcto de la lengua, para otros, es un producto cultural e histórico (Porto, 2002), y para algunos, (Maldonado, 2000) la solución a una duda de cualquier tipo:

    El adolescente que busca a escondidas el significado de palabras tabú; el niño que se ríe a carcajadas, de puro nerviosismo, al ver así, escritas con todas las letras, los nombres de esas realidades escatológicas que tanto le atraen; el poeta ripioso a la búsqueda de la rima perdida, el creador literario en lucha consigo mismo para conseguir encontrar la palabra precisa; el enfermo aprensivo, perdido entre enciclopedias que sólo consiguen aumentar su angustia por saber si la medicina tiene solución para ese problema suyo... [...] Poeta, novelista, enfermo y adolescente (entre muchos otros), todos tienen en común el viaje iniciado: la búsqueda, en un libro, a la solución de una duda, no siempre de carácter exclusivamente lingüístico, sino, tan a menudo, de carácter incluso vital (p. 117).

En general, las definiciones anteriores coinciden en afirmar que el diccionario es una fuente de conocimiento, bien sea sobre la lengua y su uso responsable, aspectos sociales e históricos, o acerca de los múltiples contextos en los que se encuentran inmersos sus usuarios reales. Esto último supone una articulación de este tipo de texto con procesos de enseñanza y aprendizaje, los cuales se fundamentan en la construcción de diversas clases de conocimiento sobre el mundo que, a su vez, pueda ser comunicado para un otro. En otros términos, el diccionario se presenta, en el contexto escolar, como una herramienta que permite a los usuarios, además de acceder a nuevas realidades, desarrollar competencias comunicativas para recrear estas últimas mediante diferentes tipos de discurso: oral, escrito, formal, informal, etc.

En este orden de ideas, el diccionario es un instrumento que, además de servir para decodificar la realidad de los hablantes, sirve para codificarla. Su doble función constituye una verdadera fuente de posibilidades pedagógicas. Es justo aquí, cuando el papel que desempeña el profesor como promotor de las múltiples ventajas y usos que ofrece el diccionario se convierte en fundamental, dado que, sin la orientación adecuada, resultaría muy poco provechoso acceder a este compendio sin otra razón más que para decodificar una entrada desconocida, relegando de esta manera otros importantes papeles que le competen al diccionario. Así lo señala Prado (2000) al referirse al papel que ha de desempeñar el profesor de lengua como el responsable de enseñar a los estudiantes la utilización de un instrumento de acceso al conocimiento.

El profesor ha de conocer entonces que el diccionario no sólo sirve para buscar el significado de las palabras, sino que su uso es de vital importancia en el desarrollo de una competencia lingüística suficiente para mantener una adecuada interacción comunicativa en todos los espacios de la vida del individuo. Por lo general, estos compendios no se acompañan de guías didácticas dentro del aula, y cuando lo hacen, muchas veces éstas no responden a las posibilidades didácticas que tiene el diccionario, por el contrario, proponen actividades aisladas que no se relacionan con el contenido ni con las características técnicas que este tipo de texto presenta.


La lexicografía didáctica
Teniendo en cuenta las definiciones del diccionario escolar como fuente de conocimiento y herramienta pedagógica, así como las implicaciones que estas afirmaciones suscitan, conviene anotar que éste constituye el objeto de estudio de la lexicografía didáctica. El interés de dicho campo de conocimiento ha sido, además de reflexionar sobre la naturaleza de este tipo de diccionarios, proporcionar elementos para su análisis crítico, teniendo en cuenta las problemáticas que los diccionarios escolares pueden evidenciar en su afán de ser comercializados en el mundo editorial2.

Es decir, el estudio sobre los criterios de elaboración y análisis de este tipo de diccionarios supone el planteamiento de teorías y metodologías que permitirán cada vez más dar cuenta de sus problemáticas, requerimientos de sus usuarios y la importancia de establecer relaciones más estrechas con los tipos de enseñanza y aprendizaje. A propósito de las aspiraciones de la lexicografía didáctica, Hernández (2000) afirma:

    [...] que la lexicografía didáctica debe tender a la sistematicidad, que en el futuro deberán programarse muy bien cuáles habrán de ser los sistemas de diccionarios más convenientes y cuáles las series más apropiadas, y que para todo eso es imprescindible que se continúe investigando, como ya ha empezado a hacerse, para determinar cuáles son las verdaderas necesidades de los distintos grupos de usuarios (p. 106).

Por otra parte, este tipo de lexicografía demanda la interrelación de saberes no solamente lingüísticos, sino también pragmáticos, sociolingüísticos y, sobre todo, didácticos que hacen de estos diccionarios un objeto de estudio muy particular. Desde esta perspectiva se inscribe el análisis comparativo que se hará más adelante sobre tres diccionarios escolares, cuya finalidad es examinar algunas de las problemáticas externas y técnicas que se presentan en su elaboración, y así brindar orientaciones a padres, profesores y estudiantes, definidos como sus usuarios potenciales.


Los diccionarios escolares y su tipología
Una de las tareas de la lexicografía didáctica consiste en lograr una mayor y mejor propuesta de series de diccionarios escolares, es decir, evidenciar las diferencias existentes entre diccionarios que comparten un mismo género (didáctico) de acuerdo con las adecuaciones que deben experimentar en el manejo de la información lingüística y cultural según la serie y el grupo de destinatarios respectivos, los cuales pertenecen a niveles educativos distintos.

Vocabularios o diccionarios infantiles (de cero a ocho años)
Estos compendios deben desarrollar aspectos como la lateralidad, memoria visual y elementos del proceso de lectoescritura. Por consiguiente, requieren la inclusión de una tipografía adecuada, gran variedad de ilustraciones y, sobre todo, un vocabulario reducido.

De acuerdo con Prado (2000), "es evidente que no todos los diccionarios son iguales ni sirven para obtener la misma información y que no todos los diccionarios son adecuados para todo el mundo [...]" (p. 174). Así, existe una gran variedad de obras lexicográficas con características diferenciadoras frente a las cuales un usuario real debe elegir aquella que más le conviene en relación con sus necesidades de consulta. Esta autora plantea una extensa tipología de diccionarios3, pero, particularmente en la relación profesor-estudiante, sugiere las siguientes clases y características:

Diccionarios escolares (de ocho a doce años)
Sus destinatarios son estudiantes de primaria y algunos años iniciales de secundaria y, por tanto, su diseño debe basarse en criterios didácticos acordes con los niveles educativos y edades de sus usuarios.

Los diccionarios para la enseñanza de la lengua, diccionarios de uso y diccionarios normativos (de doce a dieciséis años).
En este caso se debe proponer un léxico usual, notas sobre la pronunciación, definiciones comprensibles, abundantes ejemplos e información de tipo gramatical y normativo, sinónimos y antónimos, y apéndices que complementen y aclaren elementos contenidos en el cuerpo del diccionario. Finalmente, la autora en mención señala "una etapa posobligatoria" (p.188), en la que sugiere la consulta de diccionarios específicos, como los ideológicos, etimológicos, técnicos, etc.


Criterios para elegir un diccionario escolar y algunas falsas creencias al respecto
Aun cuando la crítica lexicográfica ha establecido algunos parámetros de valoración sobre diccionarios escolares, Maldonado (2000, p. 126) afirma que no puede precisarse un único método de valoración, sólo unos juicios generales, en tanto cada usuario es quien debe proponer el suyo, de acuerdo con sus necesidades de consulta. Sin embargo, es habitual que un usuario lleve a cabo las siguientes reflexiones a la hora de elegir un diccionario, las cuales muchas veces obedecen a algunas falsas creencias sobre este último:

El diccionario es un libro de consulta que va cambiando en proporcionalidad directa con los cambios que se generan en el sistema de la lengua, los cuales deben ser registrados en los compendios y, en el caso de los diccionarios sincrónicos, deben suprimirse aquellos vocablos caídos en desuso. Sin embargo, muchas veces se tiende a considerar como criterio de elección el que el mejor diccionario es aquél que se "usa en la casa", o, peor aún, el que ha sido usado de generación en generación.

Por otra parte, algunos consideran que todos los diccionarios son iguales, pero no es así, dado que cada uno presenta unas características que lo que hacen especial en cuanto al contenido que presenta y al tipo de usuarios al que va dirigido. Por estas razones, no es aconsejable adquirir un diccionario general para que un niño en etapa escolar lo consulte, en tanto la visión con la que se elabora este tipo de compendios es la de unos usuarios que manejan un léxico más elevado y no un léxico básico en proceso de enriquecimiento y ampliación.

Por otro lado, otros usuarios suponen que si el diccionario incluye un número elevado de voces es un buen diccionario; sin embargo, esta afirmación no es lo suficientemente confiable, en tanto una obra lexicográfica determina su calidad teniendo en cuenta elementos como la pertinencia del léxico incluido en relación con el destinatario, la funcionalidad de los ejemplos allí mostrados, la claridad de las definiciones, entre otros.


Hacia una propuesta de criterios para elegir un diccionario escolar
Luego de revisar algunas propuestas en torno a los aspectos que deben tenerse en cuenta para elaborar y asimismo elegir un diccionario escolar4, se enlistan una serie de criterios que guardan relación con características externas e internas o técnicas de éste. En su mayoría, se tienen en cuenta aquellos dados por Garriga (2002) en su intento por suministrar al usuario del diccionario escolar herramientas para evaluar su carácter didáctico. A continuación, se exponen de manera muy general la naturaleza de los veinte criterios de base para el análisis valorativo de tres diccionarios básicos, entre los cuales se encuentran el Diccionario Escolar Larousse, del (2007), el Diccionario Didáctico Escolar, didec (2008) y el Diccionario Escolar Ilustrado Color, deic (2004).

Características externas
Formato y encuadernación
Este criterio encierra características que, aunque pueden ser vistas como subsidiarias al contenido de un compendio lexicográfico, cuando se refieren al diccionario escolar, constituyen rasgos que adquieren especial importancia en tanto este tipo de texto debe ser liviano y funcional, teniendo en cuenta el desplazamiento (casa-colegio) que pueda hacer su usuario. Además, el papel, por ejemplo, debe ser resistente y adecuado para ser leído.


Título e informaciones externas
Este apartado conlleva aspectos que responden a elementos de presentación de la obra, los cuales se encuentran en dos guardas y el lomo. El título del diccionario revela el tipo de usuario al que va dirigido, y las informaciones externas que el usuario puede encontrar en él, así como la utilidad que le puede suministrar. Sin embargo, muchos de los títulos o adjetivos que se encuentran acompañando los términos "diccionarios escolares" (básico, ilustrado, esencial, abreviado, etc.) no guardan relación con lo ofrecido en el contenido en estos diccionarios.

Responsables de la obra
La labor lexicográfica no es un ideal que se pueda llevar a cabo por una sola persona; de allí la importancia que adquiere la conformación de equipos lexicográficos, en tanto sólo a partir de su formación y organización es posible dar cuenta de un producto lexicográfico de calidad.

Editorial
Este es un criterio que cobra especial trascendencia cuando de la compra de diccionarios se trata, en tanto la tradición y el prestigio de algunas editoriales supedita a los usuarios a comprarlos. Sin embargo, no deben perderse de vista las bondades que puedan ofrecer otras propuestas editoriales que no sean altamente reconocidas.

Presentación
Es necesario que los diccionarios contengan un apartado en sus primeras páginas acerca de lo que contienen, de la manera en que se debe aprovechar su contenido y cómo se puede acceder a él. Es justo en este punto en el que es posible identificar inicialmente las ventajas o desventajas de la obra lexicográfica.

Tipografía
Esta es una característica muy importante en los diccionarios escolares. El tipo y tamaño de la letra marca la diferencia entre lo que puede facilitar o dificultar la búsqueda de los términos, por esto las letras de buen tamaño y con colores que permitan diferenciar la entrada del artículo lexicográfico constituyen un aspecto visual importante, en tanto le ofrecen al usuario una posibilidad de búsqueda más sencilla y llamativa.


Características técnicas
Macroestructura


Número y selección de voces
La incorporación de un número determinado de entradas es un indicador para valorar negativa o positivamente un ejemplar lexicográfico, sin embargo, esto no quiere decir que un buen diccionario sea el que contenga más voces, sino que, además de esto, haya seleccionado términos usuales y, sobre todo, en relación con los contextos del usuario.

Entradas
El tratamiento de la entrada está supeditado a condiciones como la flexión y su organización siguiendo el orden alfabético. La lematización dependerá de criterios que determinan si la flexión de género se propone en la misma entrada o si se mantiene por separado. Veamos algunos casos:

    actor, triz m. y f. Artista de una obra de teatro o de un film. ||Persona que toma parte activa en algo.

    reina f. Esposa del rey. ||La que ejerce la potestad real por derecho propio. ||Pieza del juego de ajedrez, la más importante después del rey. ||

    rey m. Monarca o príncipe soberano de un Estado

    (DEL-LAROUSSE)

    actor (ac·<tor>) [sustantivo masculino] Hombre que representa un papel en el teatro o en el cine. || [El femenino es «actriz».]|| Sinónimos: comediante.

    actriz (ac·<triz>) [sustantivo femenino]Mujer que representa un papel en el teatro o en el cine. || [El masculino es «actor». Su plural es «actrices».] || Sinónimos: comediante.

    (DIDEC-SM)

Ilustraciones
Este criterio no debe responder a una inclusión caprichosa, sino a una necesidad real, es decir, que una foto o un dibujo debe cumplir con la función de ampliar la información suministrada por la definición.

Calidad de las definiciones
Una definición debe caracterizarse por dar información que resulte útil para el usuario, es decir, que pueda resolver su duda evitando el recorrido por varias secciones del diccionario sin encontrar una respuesta favorable a su requerimiento. Lo anterior supone que una definición no debe ser circular ni presentar pistas perdidas y, además, debe guardar relación con el tipo de diccionario en el que se inscribe, para que su formulación discrimine entre la utilización de un léxico básico o uno más elevado.

Los ejemplos presentados a continuación muestran casos de pistas perdidas:

    tradicionalista adj. y s. partidario del tradicionalismo. ||Carlista.

    "carlista" no aparece registrado en el diccionario.hediondo, da adj. Pestilente. pestilente adj.
    Pestífero. "pestífero" no aparece registrado en el diccionario

    (DEL-LAROUSSE)

    Por su parte, esto ejemplos señalan definiciones circulares.
    herrín m. y herrumbre f.
    Orín. orín m. Herrumbre.
    desacuerdo m. Disconformidad.
    disconformidad f. Desacuerdo

    (DEL-LAROUSSE)

Microestructura
Acepciones
Las acepciones deben estar ordenadas de manera sistemática en el diccionario, preferiblemente bajo un criterio de uso, sin excluir aquellas de uso frecuente ni generales. Además, deben evidenciar una fácil localización en el artículo lexicográfico. En este caso, obsérvese un tipo de ordenamiento de acepciones de lo más general a lo más específico sobre el siguiente sustantivo:

    acción (ac·<ción>) [sustantivo femenino] 1 Lo que se hace: Ayudar al que lo necesita es una buena acción. 2 Influencia o efecto producidos por algo: En esos troncos hechos cenizas se ve la acción del fuego. 3 Conjunto de los hechos que forman el argumento de una película o de otra obra: La acción de la novela se sitúa en una isla. 4 Cada una de las partes en que se divide el dinero de una empresa: Compró acciones de esa fábrica. ||Sinónimos: 1 acto, hecho, obra.

    (DIDEC-SM)

Ejemplos
Es quizás uno de los elementos más importantes de los diccionarios escolares debido a su función didáctica. Éstos deben completar información dada en la definición e ilustrar de manera contextual elementos de uso y aspectos gramaticales específicos. En la actualidad, muchos diccionarios carecen de este elemento y otros lo han propuesto para ilustrar la mayoría de sus acepciones:

    deber (de·<ber>) y [sustantivo masculino] 1 Lo que se tiene obligación de hacer: Tu deber es aprender. y [verbo] 2 Tener la obligación de hacer algo o de ser de determinada manera: Debes lavarte los dientes. 3 Tener la obligación de dar una cantidad de dinero por haber recibido algo: Me debes cinco mil pesos. y deberse 4 Ser consecuencia: Mi debilidad se debe a la falta de vitaminas. 5 exp. || hacer el deber Proponerse hacer algo de forma firme: Voy hacer el deber de visitar más a mis abuelos. || Sinónimos: 3 adeudar. || Contrarios: 3 pagar.

    (DIDEC-SM)

    viable adj. Que puede vivir: una criatura viable. ||Fig. Realizable.

    (DEL-LAROUSSE)

Información gramatical
Según Garriga (2000, p. 9), es importante que se den categorías gramaticales a propósito de plurales irregulares, conjugaciones verbales, preposiciones, tipos de verbos, etc., y que se presenten en el artículo lexicográfico de manera clara y sencilla para el lector, es decir, que no saturen a este último de marcas gramaticales complejas o de difícil comprensión. Obsérvese el tratamiento de la información gramatical en los siguientes diccionarios:

    esparcir. tr. y prnl. Extender lo que está junto o amontonado. 2. Difundir una noticia. 3. Distraer.

    (DEIC-NORMA)

    bebido, da (be·<bi>·do, da) [adjetivo o sustantivo] 1 Dicho de una persona, que está bajo los efectos del alcohol que tomó. [sustantivo femenino] 2 Líquido que se bebe: El agua es la bebida más natural. || Sinónimos: 1 borracho. || Contrarios: 1 sobrio.

    (DIDEC-SM)

Información sobre el uso
En un diccionario escolar es importante ofrecerle al lector información sobre restricciones pragmáticas, estilísticas, temporales, dialectales, etc. Las marcas pragmáticas en especial se convierten en un referente de uso para el lector que, como se ha dicho antes, puede consultar en un diccionario información precisa para comunicarse adecuadamente. Al parecer, esta información no se incluye en muchos de los diccionarios escolares o, si se hace, es de manera asistemática. Un caso en el que se carece de esta marca es:

    clavar tr. Introducir a golpes un clavo o un objeto puntiagudo en un cuerpo o superficie. 2. Asegurar con clavos una cosa en otra. 3. tr y prnl. Engañar a alguien o estafarle cobrándole más de lo justo.

    (DEIC-NORMA)

Expresiones
La gran mayoría de los diccionarios escolares excluye este tipo de unidades que pueden registrar usos frecuentes de la lengua. Es importante que cada diccionario defina sus criterios de localización al usuario. Ejemplo:

    laurel (lau·<rel>) [sustantivo masculino] 1 Árbol con las hojas alargadas y terminadas en punta, que se usan para dar sabor a la comida. 2 exp. || dormirse en los laureles Reducir el esfuerzo porque se confía en lograr el éxito: Si quieres ganar este año, no te duermas en los laureles y estudia mucho. || [La expresión es coloquial.]

    (DIDEC-SM)

Sinónimos y antónimos
Esta información es útil en la medida en que enriquece el vocabulario. Los sinónimos y antónimos deberían aparecer por cada acepción y asimismo señalar si son equivalentes contextuales:

    lacio, cia (<la>·cio, cia) [adjetivo] Dicho del cabello, que es liso y cae sin formar ondas ni rizos. || Sinónimos: liso. || Contrarios: crespo.

    (DIDEC-SM)

Etimologías
Es un elemento poco usado en los diccionarios escolares en tanto la ausencia de los étimos no condiciona el uso de un término; sin embargo, en algunos de ellos puede dar información sobre extranjerismos. Obsérvese esta información:

    script m. (pal. ingl.). Tipo de letra impresa semejante a la escritura manual.
    soufflé [sufflé] adj. y s. m. (pal. fr.). Dícese de un plato de consistencia esponjosa preparado en el horno.

    (DEL-LAROUSSE)

Apéndices
Es una parte del diccionario en la que se puede dar información contextual (mapas, símbolos, capitales, etc.) o gramáticas que pueden complementar información dada en el cuerpo del diccionario. Los apéndices deben tener una relación estrecha con los entornos de uso y académicos del estudiante, es decir, información útil.

Contenidos ideológicos
De acuerdo con Maldonado (2000, p. 125), es necesario examinar el contenido ideológico de los diccionarios. Son muchas las valoraciones subjetivas que en su gran mayoría se hacen en la construcción de definiciones y ejemplos. Este rasgo debe ser evaluado cuidadosamente, en especial en la elaboración de diccionarios escolares:

    dios m. Ser supremo y creador del universo (del-Larousse)

Orientaciones didácticas
Este criterio consiste en un tipo de recurso que acompaña el diccionario escolar, el cual comprende una gama de actividades que permite aprender a usar el diccionario. Esta herramienta orienta a profesores y estudiantes sobre la exploración didáctica del diccionario en el aula de clase. Es un criterio novedoso que garantiza funciones de codificación en los usuarios potenciales de estos diccionarios. Son escasos los diccionarios que se acompañan de guías didácticas.

Análisis comparativo

A continuación se presentan las directrices de los cuadros de análisis que se tendrán en cuenta más adelante:

Cuadro 1

Cuadro 2

Cuadro 3

Cuadro 4


Notas

1 Ponencia presentada en el XXV Congreso Nacional de Lingüística, Literatura y Semiótica. Medellín, 24, 25 y 26 de septiembre de 2008.

2 A propósito de las problemáticas relacionadas con estos diccionarios, debe señalarse que durante mucho tiempo se consideró que su elaboración consistía simplemente en reducir el vocabulario y las acepciones de los diccionarios generales de lengua, es decir, era solamente una adecuación de volumen.

3 Aquí se tendrá en cuenta su clasificación de acuerdo con la edad y nivel de conocimiento del usuario (Op. cit., p.186).

4 Pueden consultarse algunos criterios dados por Hernández (1989, p. 124), Martínez (1991, p. 61), Maldonado (2000, p. 124), entre otros.




Bibliografía

1. Ediciones Larousse. (2007). Diccionario Escolar Larousse (primera edición). México.

2. Ediciones SM. (2008). Diccionario Didáctico Escolar, didec. Bogotá.

3. Garriga, C. (2002). Los diccionarios escolares [versión electrónica]. Revista Textos, 31.

4. Grupo Editorial Norma. (2004). Diccionario Escolar Ilustrado Color. Lima, Perú.

5. Henríquez, M. C. (2002). La importancia del uso del diccionario en la enseñanza de la lengua: Conferencia. I Congreso de Lectoescritura. Unad, marzo 15-16.

6. Hernández, H. (1989). Los diccionarios de orientación escolar. Lexicographica. Series Maior, 28. páginas.

7. Hernández, H. (2000). Últimas tendencias en lexicografía didáctica. En Tendencias en la investigación lexicográfica del español. El diccionario como objeto de estudio lingüístico y didáctico. Huelva: Universidad de Huelva Publicaciones.

8. Maldonado, C. (2000). Criterios para elegir un diccionario. En: Tendencias en la investigación lexicográfica del español. El diccionario como objeto de estudio lingüístico y didáctico. Huelva: Universidad de Huelva Publicaciones.

9. Martínez, J. (s. f.). Los diccionarios escolares del español: lo que son y lo que deberían ser. En I., Ahumada (1991), Diccionarios españoles: contenidos y aplicaciones. Lecciones del I Seminario de lexicografía hispánica. Facultad de Humanidades, Jaén.

10. Medina, A. (2003). Lexicografía española. Barcelona: Ariel.

11. Porto, A. (2002). Manual de técnica lexicográfica. Madrid: Arco Libros.

12. Prado, J. (2000). El diccionario y la enseñanza de la lengua. En Tendencias en la investigación lexicográfica del español. El diccionario como objeto de estudio lingüístico y didáctico. Huelva: Universidad de Huelva Publicaciones.

Artículos más leídos del mismo autor/a