Cincuenta números de la revista Folios, segunda época

  • Wilson Armando Acosta Jimenez Universidad Pedagógica Nacional
Publicado
2019-07-01

Este segundo semestre de 2019 entregamos al mundo el número 50 de la revista Folios. Hace ya 25 años, el segundo semestre de 1990, que el primer número de la segunda época de la revista vio la luz. Se trataba, por aquel entonces, de una publicación académica perteneciente a la, por entonces, Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad
Pedagógica Nacional.

Palabras clave: editorial (es)
La descarga de datos todavía no está disponible.
Wilson Armando Acosta Jimenez, Universidad Pedagógica Nacional

Decano (E) de la Facultad de Humanidades

Acosta Jimenez, W. A. (2019). Cincuenta números de la revista Folios, segunda época. Folios, (50), I-II. Recuperado a partir de https://revistas.pedagogica.edu.co/index.php/RF/article/view/10279

Este segundo semestre de 2019 entregamos al mundo el número 50 de la revista Folios. Hace ya 25 años, el segundo semestre de 1990, que el primer número de la segunda época de la revista vio la luz. Se trataba, por aquel entonces, de una publicación académica perteneciente a la, por entonces, Facultad de Artes y Humanidades de la Universidad Pedagógica Nacional.

El profesor Ovidio Delgado Mahecha, decano de la Facultad para la fecha, expresaba en aquel número el propósito de la revista: "Folios aspira a poner en manos de los lectores lo mejor de nuestro trabajo académico. Desde sus páginas someteremos a la crítica nuestras ideas audaces, nuestras anticipaciones injustificadas y nuestro pensamiento especulativo, pues como dice Popper, 'los que no están dispuestos a exponer sus ideas a la aventura de la refutación no toman parte en el juego de la ciencia, y mucho menos, pienso yo, del fantástico mundo de la poesía" (1990, p.1).

Hablaba el profesor Delgado del trabajo académico e investigativo que es parte del quehacer propio de los departamentos de Lenguas y Ciencias Sociales de la UPN. A 25 años de distancia, desde una Facultad, una Universidad, un país y un mundo muy diferentes a los de aquel inicio de fin de siglo, podemos decir que tal aspiración se ha logrado con creces y que Folios ha sido nicho fundamental para la difusión de la producción intelectual de nuestra comunidad académica en los campos de la historia, la geografía, la literatura, las lenguas, la filosofía, y sus pedagogías, otorgándole a la revista un sitio destacado entre las revistas colombianas del área de las humanidades.

Pero nuestros logros han sido mayores y de diferente naturaleza. Estos cincuenta números de Folios han sido testigos de avances trascendentales para la revista, avances que la ubican, en el marco de Publindex, en la primera línea de las revistas de humanidades del país. Mencionaremos cuatro de esos logros, que hemos considerado los más significativos.

Ya hace un bien tiempo, 25 números aproximadamente, que Folios pasó de ser una revista académica, difusora exclusiva del trabajo académico interno de la comunidad académica de la Facultad, para convertirse en una revista científica, palestra de la investigación en las disciplinas humanas de su interés, que ya no solo divulga, sino que representa el trabajo investigativo regional en los saberes y las pedagogías del lenguaje, de las ciencias sociales y de la filosofía. Ello ha significado un proceso editorial abierto, pero riguroso; diverso, pero selectivo y actual, pero en la búsqueda constante de derroteros para la discusión, la emergencia de problemas nuevos y la construcción de comunidad. Buscamos por este medio constituirnos en un referente de calidad y pertinencia en el marco de las ciencias humanas y su enseñanza.

En consonancia con su giro hacia la calidad y la apertura, Folios ha venido pasando de ser una revista nacional a adquirir visibilidad en entornos internacionales. En efecto, además de mantener un Comité Editorial compuesto principalmente por académicos extranjeros, la revista publica autores chilenos, argentinos, mexicanos, venezolanos, brasileños y centroamericanos, y cuenta con una amplia lista de colaboradores iberoamericanos en calidad de pares evaluadores de los manuscritos recibidos. Nos proyectamos en este sentido, por la vía de colaboraciones internacionales con grupos de investigación y de coediciones con revistas de otros países, hacia la obtención de un escaño alto en el conjunto de las revistas sobre humanidades y educación de nuestra región latinoamericana.

Los dos logros anteriores implican un salto consonante en el plano del proceso editorial de la revista. Es por ello que este número 50 de Folios marca el paso de una revista en papel a una revista digital, de acceso abierto, por supuesto, con presencia constante no solo en su propio sitio web, sino en diversas bases de datos y en listados de indexación. Nuestro acelerado proceso hacia a la accesibilidad total habrá de completarse a mediano plazo, con procesos editoriales también en línea tanto de los procesos de envío y publicación de cada número, como de las fases de revisión y arbitraje de todos y cada uno de los envíos de nuestros apreciados colaboradores.

Finalmente, resaltamos la labor, el compromiso y el liderazgo de la profesora Ángela Camargo, editora de la revista. En ella el proceso de edición y publicación de la revista se ha caracterizado por la rigurosidad, el acompañamiento a los autores de los artículos y en un interés por posicionar a la revista en los más altos estándares en las evaluaciones de las revisas. Gracias a la profesora Ángela por su labor, por el deber cumplido y porque esperamos que continúe dejando sus legados y huellas en esta publicación.

En atrevido parangón con las palabras de Borges, para quien "el libro es una extensión de la memoria y la imaginación", para nosotros un artículo en Folios es la posibilidad de que una idea encarne sentidos y se sitúe en el terreno de la comprensión.

Referencia

  1. Mahecha, O. (1990). Presentación. Folios, 1, 1.