Formación de maestros para el presente: memoria y enseñanza de la historia reciente

  • Sandra Patricia Rodríguez Ávila
Publicado
2012-08-24

En este artículo se sistematiza la experiencia de formación de profesores

que se lleva a cabo en la línea de investigación y práctica

pedagógica Formación política y memoria social FPMS, de la Licenciatura

en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales de la

Universidad Pedagógica Nacional. En primer lugar, se exponen las

categorías de formación política y memoria social apropiadas por la

línea; en segundo lugar, se analiza la producción de los estudiantes

y, en el último apartado, se presenta un balance de los aportes de la

línea FPMS, su relación con el enfoque de la enseñanza de la historia

reciente y sus posibilidades en el ámbito de la formación de maestros

para el presente en Colombia.

Rodríguez Ávila, S. P. (2012). Formación de maestros para el presente: memoria y enseñanza de la historia reciente. Revista Colombiana de Educación, (62), 165.188. https://doi.org/10.17227/01203916.1633

Citaciones

Crossref Cited-by logo
0

Métricas PlumX

Visitas

696

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Formación de maestros para el presente: memoria y enseñanza de la historia reciente

Training teachers for present A memory and learning of a recent history

Formação de professores para o presente: memória e ensino da história recente

Sandra Patricia Rodríguez Ávila*

1Candidata a doctora en Historia de la Universidad Nacional de Colombia, magister en Educación con énfasis en Historia de la Educación y la Pedagogía de la Universidad Pedagógica Nacional, licenciada en Ciencias sociales de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Docente-investigadora del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional, vinculada al grupo de investigación Sujetos y nuevas narrativas en investigación y enseñanza de las ciencias sociales, en la línea Memorias, identidades y actores sociales y a la línea de proyecto pedagógico de la Licenciatura en Educación Básica con énfasis en Ciencias Sociales Formación política y construcción de memoria social. Correo electrónico: srodriguez@ pedagogica.edu.co

Recibido: 15/11/11, Evaluado: 10/01/12


Resumen

En este artículo se sistematiza la experiencia de formación de profesores que se lleva a cabo en la línea de investigación y práctica pedagógica Formación política y memoria social FPMS, de la Licenciatura en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional. En primer lugar, se exponen las categorías de formación política y memoria social apropiadas por la línea; en segundo lugar, se analiza la producción de los estudiantes y, en el último apartado, se presenta un balance de los aportes de la línea FPMS, su relación con el enfoque de la enseñanza de la historia reciente y sus posibilidades en el ámbito de la formación de maestros para el presente en Colombia.

Palabras Clave Memoria, formación de maestros, enseñanza de la historia reciente, conflicto armado en Colombia.


Abstract

This paper systematizes the teachers training experience intended to pedagogical research and practice, Political Education and Memory (FPMS) of Basic Education Degree with Emphasis on Social Sciences at Universidad Pedagógica Nacional. First, political education and social memory categories given by this research are shown. Second, the students' output is analyzed, and finally a balance of contributions by FPMS is given including its relationship with a teaching approach of the recent history and its potential for training teachers field during present times in Colombia.

Keywords Memory, training teachers, teaching recent history, armed conflict in Colombia.


Resumo

Neste artigo se sintetiza a experiência de formação de professores realizada na linha de investigação e prática pedagógica Formação política e memória social (FPMS), da Licenciatura em Educação Básica com ênfase em Ciências Sociais da Universidad Pedagógica Nacional. Primeiramente, são expostas as categorias formação política e memória social apropriadas pela linha; em segundo lugar, é analisada a produção dos estudantes e, na última parte, apresenta-se um balanço dos aportes da linha FPMS, sua relação com o enfoque do ensino de história recente e suas possibilidades no âmbito da formação de professores para o presente, na Colômbia.

Palavras chave Memória, formação de professores do ensino, da história recente, o conflito armado na Colômbia.


Presentación

En este artículo analizo la experiencia de formación que se adelanta en la línea de proyecto pedagógico Formación Política y Construcción de Memoria Social (FPMS), del programa de Licenciatura en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales (LEBECS) de la Universidad Pedagógica Nacional1. Proyecto Pedagógico es el espacio académico que articula la investigación y la práctica pedagógica en la formación profesional de docentes, hace parte del ciclo de profundización de la Licenciatura2 y se ofrece en el marco de cinco líneas de investigación3. Este espacio académico:

Busca que el estudiante identifique una situación problemática en un contexto institucional y/o comunitario específico, en el cual pueda desarrollar un trabajo que integre la práctica y la investigación pedagógica. Concebir al docente en formación (o al docente en ejercicio) como gestor de proyectos pedagógicos significa atribuirle una nueva valoración a su quehacer, a su capacidad intelectual para animar procesos de creación y recreación cultural y a su capacidad para realizar acciones educativas que transformen los contextos en que actúa (...), significa concebir la formación del docente como un proceso permanente de análisis, revisión, reflexión y transformación de sus prácticas pedagógicas (LEBECS, 2007, p. 3).

En los siete años de existencia de la línea FPMS hemos orientado cincuenta y ocho trabajos4, de los cuales veinticinco han desarrollado problemáticas relacionadas con el conflicto armado colombiano, diecisiete se han ocupado del análisis acerca de organizaciones, movimientos sociales y acciones colectivas, a partir de la reelaboración de las memorias de sus luchas, nueve han abordado prácticas de conmemoración y olvido de procesos históricos con fuerte incidencia en el presente y siete han analizado las relaciones entre subjetividad y escuela mediante la documentación de procesos de memoria, desde los cuales se han naturalizado formas de subordinación o prácticas de exclusión.

Para el desarrollo del tema que me ocupa en este artículo, las relaciones entre la memoria y la enseñanza de la historia reciente en el ámbito de formación de profesores, he optado por enfatizar en el análisis que corresponde a los trabajos de grado relacionados con el conflicto armado colombiano, porque es en dichos ejercicios investigativos donde se ha problematizado la existencia de memorias dominantes (Aguilar, 2008) o memorias fuertes (Traverso, 2007), que impiden la legitimación en el escenario público de las memorias de grupos que han sido silenciados o victimizados.

Este artículo busca identificar la manera como los estudiantes han apropiado y desarrollado las temáticas trabajadas, las categorías de memoria y formación política, y su aporte a las instituciones escolares o a las organizaciones con las que han estado vinculados. En primer lugar, expongo las categorías de formación política y memoria social apropiadas por la Línea; en segundo lugar, analizo la producción de los estudiantes y en el último apartado, presento un balance de los aportes de la línea FPMS, su relación con el enfoque de la enseñanza de la historia reciente y sus posibilidades en el ámbito de la formación de maestros para el presente en Colombia.

1. Formación política y memoria social: la propuesta inicial

Las categorías desde las cuales se lleva a cabo la práctica investigativa con los estudiantes son formación política y memoria social. Definimos la formación política como "un conjunto de acciones colectivas de reflexión, análisis y discusión permanente, orientado a la construcción y reelaboración de las posturas que asumen los sujetos frente a las condiciones históricas, en las cuales se produce su experiencia social e individual (Mendoza y Rodríguez, 2007, p. 78). Para su despliegue definimos tres dimensiones: distanciarse del rol y potenciar al sujeto (Zemelman, 2002), desnaturalizar los supuestos acerca de la profesión docente y abordar las acciones colectivas excluidas de la memoria oficial.

La memoria social la definimos como "un campo de batalla por el control del pasado entre quienes se disputan el dominio y orientación de las sociedades, mediante prácticas de rememoración y de olvido (Ibid, p. 80). Adoptamos de Jelin (2002) tres elementos fundamentales para abordar los análisis de la memoria social: los procesos subjetivos (marcas simbólicas y físicas de las memorias individuales), las disputas por la memoria (proyectos de sociedad enfrentados) y el devenir histórico de las memorias (transformaciones históricas de los sentidos del pasado).

Para abordar estas dos concepciones, los estudiantes que optan por la línea FPMS inicialmente abordan un conjunto de lecturas que les permite familiarizarse con las dos concepciones centrales y asisten a los espacios escolares, organizativos o comunitarios, donde llevarán a cabo su práctica, en la perspectiva de desarrollar las tres dimensiones de la formación política anotadas anteriormente.

De manera paralela a este proceso los estudiantes identifican un problema social, que en el contexto de la línea FPMS se define como la construcción analítica de una problemática poco abordada en el currículo de ciencias sociales o en los libros de texto, caracterizada por el olvido o la divulgación de una sola versión del pasado, que requiere una amplia revisión bibliográfica de la cual los estudiantes producen reseñas críticas. A partir de dichas reseñas los estudiantes y sus tutores identifican categorías centrales que orientan la escritura de un ensayo, en el cual se aborda con profundidad y sentido crítico la problemática social seleccionada. Este ensayo sirve de soporte para la elaboración de los contenidos de la propuesta pedagógica y del material didáctico requerido para su desarrollo.

Después de formular el problema social de su interés y conocer el escenario de su práctica pedagógica, los estudiantes diseñan y llevan a cabo un procedimiento metodológico basado en los principios de la pedagogía crítica, o acompañan los procesos formativos de las organizaciones para contribuir en la elaboración de una propuesta formativa que pueda ser desarrollada por los miembros de la comunidad, una vez terminen su ejercicio de práctica. Desde el año 2004 son muchas las temáticas tratadas por los estudiantes en las cuales se expresan las apropiaciones que han hecho de la memoria como proceso social y de la formación política como principio ético del trabajo propuesto por la Línea.

2. Memoria y conflicto armado: procesos de resistencia, luchas por la tierra y dinámicas del conflicto

El conflicto armado agrupa el mayor número de trabajos de los estudiantes que han hecho parte de la Línea. En este eje temático los trabajos se concentran en las luchas agrarias, las dinámicas del conflicto armado (regionales y en relación con los medios de comunicación) y los crímenes de Estado y de lesa humanidad, y en menor medida hemos orientado análisis acerca del paramilitarismo, el narcotráfico, el conflicto urbano, los procesos de paz y de negociación y los procesos de justicia y reparación. De estos trabajos, trece se llevaron a cabo en instituciones escolares y doce en experiencias organizativas de comunidades campesinas y barriales o de colectivos de víctimas.

2.1 El conflicto armado en el currículo: memorias enfrentadas

La decisión de incorporar en el currículo de ciencias sociales temáticas relacionadas con el conflicto armado, afecta las relaciones escuela-comunidad, amplía y complejiza los contenidos de la enseñanza y contribuye a la reelaboración de la memoria social de los jóvenes escolares. A continuación se presentan los principales aportes de estos trabajos de grado:

  1. Relaciones escuela-comunidad: Un aporte significativo de estos trabajos es la construcción de posturas críticas de estudiantes y docentes de las instituciones frente a las relaciones que establece la escuela con su entorno local. Los estudiantes construyeron una posición crítica frente al saber que se enseña en la escuela, fundamentada en las propuestas alternativas que los estudiantes en práctica llevaron a cabo en los escenarios de trabajo pedagógico, en la perspectiva de articular la educación pública y la educación popular en proyectos de tipo emancipatorio, caracterizados por incidir en la comunidad mediante un trabajo comprometido de los maestros desde los fundamentos de la pedagogía y la didáctica crítica (Cruz, Julio y Rodríguez, 2011).

    Quienes desarrollaron proyectos pedagógicos desde los cuales se abordaron de manera explícita temáticas relacionadas con el conflicto armado, se enfrentaron a dos situaciones: apoyo permanente del profesor titular del colegio, quien en la mayoría de casos hace parte del equipo de profesores catedráticos de la línea FPMS de la Universidad, y situaciones de presión derivadas de posiciones obtusas por parte de algunas directivas de las instituciones, de grupos de los mismos profesores del área o de los padres de familia. Entre los casos donde el profesor titular acompañó el proceso del estudiante en práctica, se destaca el trabajo de Herrera (2009), en el cual se problematiza (desde el ejercicio profesional del profesor y desde la experiencia de práctica de quien se encuentra en proceso de formación) la articulación del saber cotidiano, el saber científico y el saber escolar y la construcción de una propuesta fundamentada en los principios de la pedagogía crítica.

    Entre los casos donde la relación universidad-escuela fue tensa se encuentran los trabajos desarrollados en la IED5Carlos Pizarro, donde la primera dificultad encontrada por los estudiantes fue precisamente el nombre de la institución6, modificado en el año 2007 por la administración distrital. Frente a esta situación, los estudiantes y el grupo de tutoras propusieron la realización de una cátedra abierta denominada Cátedra Carlos Pizarro Leongómez, por la convivencia, la paz y la democracia, que permitiera entender las dinámicas políticas que hoy hacen legitimo el nombre de Carlos Pizarro en el escenario público, en la cual se trataron los temas que fundamentaron las propuestas pedagógicas (procesos de paz con el M-19, derechos a la verdad, la justicia y la reparación en el contexto normativo de la Ley 975 de Justicia y Paz, comunidades de paz y conflictos armados en Centroamérica). Finalmente se lograron algunos procesos formativos orientados hacia el objetivo propuesto, más claramente en los estudiantes que en algunos grupos de profesores, directivos y padres.

  2. Desarrollo del problema social: Los estudiantes en práctica lograron incorporar fuentes documentales (prensa, legislación, declaraciones públicas de los actores en confrontación) y de campo (entrevistas y salidas de campo) que se convierten en conocimiento novedoso acerca del tema (Bedoya, 2011). Este trabajo de indagación se replicó en la propuesta pedagógica que los estudiantes de práctica desarrollaron con los niños y jóvenes del entorno escolar, quienes hicieron ejercicios de investigación desde el aula con el uso de software educativos7 o mediante la realización de entrevistas en profundidad (Liévano y Useche, 2009), salidas de campo, ejercicios con prensa escrita y foros con documentales acerca de las épocas analizadas (Morales y Cabezas, 2010).

    Tres de estos trabajos, además de las características anotadas, adelantaron ejercicios comparativos desde los cuales se puede analizar la situación actual del conflicto colombiano. Uno de ellos en relación con los procesos de impunidad y olvido en cuatro casos: toma y retoma del Palacio de Justicia, masacre de Mapiripán, masacre de Bojayá y falsos positivos (Ávila y Téllez, 2010). El otro, entre el conflicto colombiano y conflictos armados en Centroamérica (Guatemala y El Salvador) a partir de sus contextos específicos, sus actores, la confrontación armada y los procesos de negociación y de paz (Cardona y Mendoza, 2010). El tercero, planteó un análisis de la política contra el terrorismo, en comparación con la doctrina de seguridad nacional y la guerra de baja intensidad (Celis y Salazar, 2007).

  3. Aportes al análisis de las memorias: Los análisis acerca de la memoria se orientaron a mostrar proyectos de sociedad antagónicos, que se fundamentan en versiones enfrentadas del pasado (Celis y Salazar, 2007; Cardona y Mendoza, 2010 ; Ávila & Téllez, 2010) y constituyen marcos de la memoria social que sirven de referente para entender y valorar procesos de negociación actuales o de verdad y justicia (Morales y Cabezas, 2010; Rodríguez, 2010), como la sentencia a 30 años de prisión a la que fue condenado el coronel (r.) Alfonso Plazas Vega por los desaparecidos en los hechos ocurridos en 1985 con el asalto al Palacio de Justicia, sentencia que es objeto de controversia desde junio de 2010.

    Estos modelos antagónicos de sociedad se expresaron en la producción narrativa de los estudiantes escolares (Manrique, Rojas y Sánchez, 2005, Contreras, Díaz y Peña, 2005; Herrera, 2009), en los niveles de implicación e identificación de los niños con las prácticas conmemorativas y los lugares de memoria que fundamentan la propuesta de neutralidad activa de las comunidades de paz (Eraso, 2010) y en ejercicios realizados en clase, mediante los cuales se evidencia la permanencia de las demandas sociales por la tierra y la persistente presencia en el escenario nacional de fuerzas represivas paramilitares, a pesar del proceso de negociación al que se sometieron algunas de sus estructuras desde el año 2005 (Bedoya, 2011; Herrera, 2009).

  4. Aportes a la formación política: Con respecto a la formación política, los estudiantes escolares se aproximaron a problemáticas que no se tratan habitualmente en el currículo de ciencias sociales, lo cual contribuyó a su formación política en dos ámbitos: la comprensión del conflicto armado como una situación de implicaciones nacionales, de las que no están exentas las comunidades urbanas y barriales y que tienen gran incidencia en su vida diaria, y la construcción de sentimientos de solidaridad con las comunidades rurales afectadas directamente por el conflicto, porque han sido victimizadas o porque los distintos actores del conflicto usan su territorio como escenario de confrontación armada.

    En relación con las implicaciones del conflicto en las áreas urbanas, en el trabajo de Bedoya (2011) la propuesta pedagógica incluyó un análisis de la presencia paramilitar en las zonas urbanas. Según el Informe de la Corporación Nuevo Arco Iris, en la zona existe presencia de grupos emergentes, "rearmados y disidentes en las vías de acceso y salida de la capital y en sus sectores marginales" (p. 147), los cuales además de presencia armada buscan conformar bases sociales. Esta situación tiene fuertes implicaciones en los estudiantes escolares, quienes a diario se enfrentan a la posibilidad de encontrarse con la presencia armada de los paramilitares. Al respecto afirma Bedoya (2011, p. 129):

    La situación social en la que se encuentra la institución San Cristóbal Sur, no es muy diferente a la que enfrentan los estudiantes en la distintas localidades de Bogotá, en donde se han reorganizado bandas de exparamilitares, que a finales de 2009 y principios de 2010 hicieron circular panfletos con amenazas en el sector. Sin embargo, no se ha visibilizado en los medios masivos de comunicación y en las instituciones tal situación como una consecuencia directa del conflicto armado, que posibilite ámbitos de comprensión y análisis de la realidad cotidiana de los jóvenes.

    Las acciones armadas no se detienen porque no existe voluntad política de ninguno de los actores por detener la confrontación, así los distintos gobiernos agiten de manera permanente las banderas de la paz, el desarme, la negociación o la derrota militar de su adversario. Por el contrario, dichas acciones se hacen más frecuentes en las zonas urbanas y es un compromiso ético incorporar estos temas en el debate escolar, para que los estudiantes puedan construir criterios de acción política donde sus proyectos logren superar la intimidación de la presencia permanente de la guerra.

    En relación con la construcción de sentimientos de solidaridad, uno de los trabajos con aportes más claros es el referido a las comunidades de paz, que al desarrollar una propuesta para la enseñanza a partir de las políticas de la memoria de las comunidades de paz de Urabá y sus procesos organizativos, logró que los estudiantes se identificaran con los principios constitutivos de esas comunidades y que construyeran sentimientos de solidaridad. Los estudiantes comprendieron los distintos intereses que existen sobre el territorio de Urabá (intereses económicos de empresarios de la región, militarización estatal para convertir la región en teatro de operaciones de la guerra, fuente de recursos para la comunidad y escenario constitutivo de la identidad campesina) y se hicieron partícipes de los intereses que motivan a las comunidades de paz a permanecer en su territorio y defenderlo desde la propuesta de neutralidad activa.

    Este trabajo permitió que los estudiantes legitimaran el principio constitutivo de la defensa del territorio, ya que para ellos representaba el espacio en el que se desarrolla la identidad campesina, desde el sentido de pertenencia con la tierra; fue un elemento central para comprender la estrategia de acción colectiva de las comunidades de paz de Urabá. También dio como resultado un cuestionamiento al papel del ejército en el territorio de Urabá y una reelaboración de su concepción sobre la violencia, permitiendo analizar desde otras perspectivas la guerra y el conflicto armado, lo que contribuyó a la legitimación de principios constitutivos de las comunidades de paz como la neutralidad, la resistencia civil no armada y la memoria (Erazo, 2010, p. 133-134).

    Al desarrollar una de las dimensiones de la formación política, abordar las acciones colectivas excluidas de la memoria oficial, los estudiantes escolares reconocieron un contexto de represión donde las comunidades de paz han sido víctimas de agentes estatales, guerrillas y paramilitares por constituirse en un proyecto político contrario a los intereses de la guerra y de la ocupación de los megaproyectos de explotación de recursos. Los estudiantes reconocieron en las prácticas de memoria un activador de principios como la no violencia, el trabajo comunitario, la defensa del territorio y la neutralidad.

2.2 Trabajando con las organizaciones sociales: "Tomamos partido y construimos memoria en tiempos de guerra"

En lo que respecta a los trabajos desarrollados en ámbitos organizativos, la mayor parte se llevó a cabo en el marco del proyecto Colombia Nunca Más -PCNM- y el Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado-MOVICE8 -. Un grupo más reducido de trabajo se organizó con la Corporación Humanidad Vigente y la Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC)9 . El trabajo adelantado entre la línea FPMS y las organizaciones reviste las siguientes particularidades:

  1. Relación universidad-organizaciones: Estos escenarios de práctica tienen una propuesta formativa y política con claros efectos en los procesos organizativos. Por esta razón, aunque la Línea se presenta a las organizaciones con un proyecto de formación claramente delimitado, se van haciendo ajustes de acuerdo con los criterios y las necesidades de estos espacios. La construcción de una agenda con-junta pasa por diversos momentos de concertación, donde se ponen en discusión las concepciones y procedimientos que caracterizan a uno y otro espacio. La mayoría de estudiantes manifiestan en sus escritos que encuentran un escenario de acogida que les afianza su compromiso y que en muchos casos, los convierte en emprendedores de la memoria (Jelin, 2002) de las causas de estos escenarios organizativos, tanto en el ámbito público como en el trabajo académico y universitario.

  2. Aportes al problema social: Los problemas sociales desarrollados en estos trabajos documentan crímenes de lesa humanidad, analizan los procesos de formación política y de construcción de la identidad campesina en medio del conflicto y estudian las dinámicas del conflicto, de sus actores o de las posibilidades jurídicas y sociales de la reparación integral de las víctimas. Los trabajos que documentan crímenes de lesa humanidad, son los inscritos en el PCNM y el MOVICE. Estos ejercicios son el resultado de la participación de un grupo de estudiantes de la Línea en el proceso de documentación de crímenes de Estado cometidos en la Zona 13 (Cundinamarca y cuatro municipios del norte del Tolima). Estas zonas están definidas de acuerdo con la distribución y el número de brigadas militares y su campo de acción.

    Los estudiantes en práctica hicieron un diagnóstico de la Zona 13, de la cual presentaron la siguiente información: recursos naturales de valor comercial y sectores fuertes de la economía, organizaciones sociales, movimientos populares y partidos políticos con sus trayectorias históricas y reivindicativas, presencia, ubicación y zonas de influencia del ejército, la policía, el DAS, los paramilitares y los grupos insurgentes, material bibliográfico y de prensa para establecer "fechas, ubicación, procesos de lucha y víctimas y victimarios en un periodo específico (Pedraza, 2011, p. 22)".

    Después del diagnóstico, los estudiantes escogieron un sector social victimizado por el Estado en un periodo determinado, para documentar y reconstruir la memoria de los crímenes de lesa humanidad sufridos por dicho grupo. Los casos seleccionados fueron la tortura a la cual fueron sometidos varios miembros y simpatizantes del M-19 después de la recuperación de las armas en el Cantón Norte (Navarro, 2008)10, el proceso de represión dirigido contra las comunidades campesinas de las provincias de Sumapaz y Tequendama (Cárdenas, Ospina y Sastoque, 2009) y del municipio de Viotá en el departamento de Cundinamarca (Rodríguez y Castro, 2009)11, la represión política contra la Central Nacional Provivienda y el barrio Policarpa Salavarrieta (Molano, 2010)12, la masacre cometida en el suroccidente de Bogotá el 30 de septiembre de 1985 (Parra, 2010)13 y los procesos de represión contra el Movimiento político ¡A Luchar! Por la Unidad Revolucionaria (Pedraza, 2011)14.

    La documentación de los casos se llevó a cabo a partir de la base de datos del PCNM, que recoge las experiencias de las comisiones de la verdad en América Latina y que permite sistematizar información acerca de los crímenes de lesa humanidad, que además de clarificar los hechos ocurridos, restauran la memoria y el proyecto político de quienes han sido victimizados y establece los responsables de estos hechos atroces. A esta información se le suma la que los estudiantes recogieron en el trabajo de campo con los sobrevivientes y familiares de víctimas de estos crímenes en entrevistas individuales, en grupos focales y en actividades de observación participante. El análisis de esta información se realizó a partir de las categorías del PCNM: modelos de represión, mecanismos de impunidad, verdad, justicia y reparación, garantías de no repetición; todas ellas construidas a propósito del caso colombiano, a partir de las experiencias internacionales de otros conflictos prolongados, de procesos de paz y de comisiones de la verdad en el contexto jurídico internacional.

    Los trabajos desarrollados en comunidades campesinas analizaron la incursión paramilitar ocurrida entre 1995 y 1997, en la subregión del sur de Bolívar y del valle del río Cimitarra (Chávez y Forero, 2008), exploraron mediante varias experiencias de campo en dichas zonas, los procesos de formación política y de configuración de la identidad campesina (Aldana, 2008)15 y establecieron los mecanismos de supervivencia de estas comunidades cuando reivindicaciones como el derecho al territorio y la soberanía y seguridad alimentaria, las hacen objeto de los actores armados (Asociación Campesina del valle del río Cimitarra-ACVC, Asociación Campesina del Catatumbo-Ascamcat y Asociación Campesina de Arauca-ACA) (Figueroa, Jiménez y Rincón, 2009).

    Los trabajos que analizan las dinámicas del conflicto desde una perspectiva regional, desde sus actores o desde los procesos jurídicos de la reparación, partieron de la experiencia del PCNM y del MOVICE, pero no acogieron su modelo de análisis. Estos trabajos se orientaron a producir explicaciones acerca del problema trabajado, no se ocuparon de la documentación de casos ni de la reelaboración de la memoria de los crímenes de lesa humanidad, sino de mostrar la pertinencia de algunas tesis explicativas sobre las dinámicas del conflicto interno colombiano16 y sus actores 17.

  3. Aportes a la memoria: En los trabajos realizados en el marco del PCNM y del MOVICE, la perspectiva de memoria desde la cual los estudiantes realizaron sus ejercicios investigativos, procede de la propuesta de Walter Benjamin (Mate, 2006), para quien es necesario restituir el pasado de quienes han sido victimizados (relato de los vencidos), porque dicho pasado ha sido excluido del relato oficial de la historia (relato de los vencedores). Esta exclusión es simbólica y material (eliminación de las huellas de la memoria de los grupos victimizados) y se ha valido de prácticas de exterminio (crímenes de lesa humanidad) que como se evidencia en los casos documentados, buscan mediante la eliminación de los contradictores, imponer un solo modelo de sociedad y una sola versión del pasado. En esta práctica de echar al olvido18 a los contradictores políticos, los medios de comunicación han incidido de manera significativa, porque registran los crímenes de lesa humanidad como enfrentamientos armados o a las víctimas como muertes justificadas, tal como ocurrió con la masacre cometida en el suroccidente de Bogotá el 30 de septiembre de 1985:

    Los medios de comunicación masivos y oficiales son funcionales a los intereses estatales. En este caso específico, la prensa sirvió de instrumento de legitimación y aceptación de un crimen de lesa humanidad. Adicionalmente, fue cómplice en el señalamiento y criminalización de los jóvenes asesinados y gracias a ellos el papel de las fuerzas armadas fue justificado. Aunque después de 25 años se comprobó y se culpabilizó al Estado por las ejecuciones extrajudiciales cometidas, los medios no se retractaron, ni corrigieron la información, ni dignificaron el nombre de las personas asesinadas ni de los habitantes del sector (Parra, 2010, p. 97).

    En los trabajos acerca de las organizaciones campesinas "se analizaron las transformaciones subjetivas y los referentes de memoria" (Aldana, 2008, p. 23) de quienes integran las asociaciones, en la perspectiva de caracterizar las prácticas formativas y su incidencia en el contexto regional y nacional. Las memorias en las comunidades campesinas están atadas a sus acciones colectivas, porque es mediante dichas acciones que el derecho al territorio y la soberanía alimentaria se convierten, a la vez, en demandas y en principios fundacionales de la misma organización: "La memoria al interior de una organización social se manifiesta como aquella trayectoria histórica que ha permitido establecer una configuración colectiva propia, así como una manera particular de actuar y de representarse frente a otros grupos" (Chávez y Forero, 2008, p. 159). Estas memorias sufren una doble exclusión: son ignoradas en el relato nacional y son sometidas a la represión porque se producen en medio de la confrontación armada, por eso se valen del aprendizaje político que ocurre en las prácticas intergeneracionales de sus integrantes, para poder sobrevivir (Figueroa, Jiménez y Rincón, 2009).

  4. Aportes a la formación política: Estos trabajos hicieron aportes significativos a los procesos de formación política que pueden ubicarse en dos ámbitos: la formación de maestros y la formación de las organizaciones sociales. En relación con la formación de maestros, los estudiantes en práctica produjeron textos narrativos en los cuales muestran la manera como su experiencia en dichos espacios reconfigura sus maneras de entender el Estado, la participación democrática, los Derechos Humanos y el conflicto armado en relación con la responsabilidad social de los educadores. La experiencia social e histórica expresada en las distintas actividades que realizaron con los colectivos de víctimas y con las organizaciones campesinas, los hicieron partícipes de un proyecto colectivo, del cual ellos no eran espectadores sino actores sociales implicados en el mismo pasado común.

    En relación con la formación de las organizaciones, los trabajos ponen en evidencia la manera como se construye colectivamente un propósito político. Para el caso del PCNM y el MOVICE las demandas del proyecto colectivo tienen a los procesos de memoria como mecanismo (Galería de la Memoria del MOVICE) y como objetivo político (verdad histórica, justicia, reparación integral y garantías de no repetición). Para el caso de las organizaciones campesinas, la formación política está asociada a la defensa del territorio. En las actividades realizadas con las comunidades (talleres, sesiones de trabajo colectivo para las historias de vida y entrevistas, encuentros de diálogo de saberes), "la formación política se expresa en la necesidad" de establecer un "objetivo social común" para el cual es fundamental "la construcción de identidades -individuales y colectivas- y el fortalecimiento de la experiencia asociativa (Aldana, 2008, p. 107, 112)".

3. Conclusiones: enseñanza de la historia reciente en la formación de maestros

El análisis de la experiencia formativa de la línea de proyecto pedagógico Formación Política y Construcción de Memoria Social, muestra los aportes de los trabajos de los estudiantes en práctica que han abordado el conflicto armado colombiano como contenido educativo en escenarios escolares y comunitarios. Este conjunto de veinticinco trabajos, pone en evidencia la necesidad de adoptar un enfoque que permita reelaborar procesos de memoria e incidir en la formación política de todos los sujetos que participan en un proceso educativo, en la perspectiva de articular sus decisiones a las circunstancias históricas que configuran su realidad actual. En los últimos dos años el enfoque adoptado por la Línea es el de enseñanza de la historia reciente, por la trayectoria que ha tenido en el contexto latinoamericano y por su pertinencia para abordar el caso colombiano.

Sus principios, categorías temporales y formulaciones didácticas, han contribuido a convertir los hechos recientes de la represión política y las dictaduras militares en objeto de debate público en países como Argentina, Chile, Perú y Brasil, debido a la incidencia que han tenido los movimientos sociales reivindicativos de la memoria en decisiones políticas y en la opinión pública, a los procesos de transición política y jurídica, y a la conformación de comisiones de la verdad con amplia legitimidad entre la población civil.

En Colombia, situaciones como la avasalladora presencia de la guerra en el devenir nacional, los procesos políticos y jurídicos que no resuelven el conflicto armado (Ley 975 de 2005 de Justicia y Paz y Ley de Víctimas y restitución de tierras de 2011) sino que ahondan la confrontación, y los intereses educativos sujetos a las demandas del contexto educativo global, hacen del enfoque de la enseñanza de la historia reciente, más que una opción pedagógica y didáctica, una necesidad. Este enfoque ha sido enriquecido en la línea FPMS, en sus principios y sus categorías temporales, así como en las propuestas didácticas derivadas de las experiencias de práctica docente de los estudiantes. Los principios de la enseñanza de la historia reciente19han tenido el siguiente desarrollo temático en la Línea:

  • Procesos históricos que tienen incidencia en el presente y han marcado la memoria o el olvido social de los colectivos (los trabajos realizados en el marco del PCNM y el MOVICE).
  • Problemas sociales de relevancia ética (mecanismos de impunidad, justicia y reparación) para la construcción de acciones y posiciones políticas en el presente (los trabajos realizados en torno al derecho a la reparación integral y a la Ley 975 de 2005).
  • Restablece la importancia de la transmisión intergeneracional de la experiencia social (los trabajos de las comunidades campesinas en Cundinamarca).
  • Invita al análisis del devenir histórico de las organizaciones y movimientos sociales y políticos que han contribuido a la configuración del presente (el análisis de asociaciones campesinas como la ACVC).
  • En relación con las categorías temporales propias de este enfoque20, los trabajos de grado analizados también han hecho aportes valiosos:
  • Relación presente/pasado: Elección de temáticas en las cuales sea posible apreciar permanencias históricas que pueden ser identificadas fácilmente en el presente, o de los acontecimientos pasados que pueden ser relacionados con el presente mediante la comparación diacrónica de similitudes y diferencias (los trabajos que analizaron prácticas conmemorativas de eventos históricos).
  • Actualidad/realidad: Aborda la relación entre los hechos recientes, que son de amplia circulación mediática, y las situaciones efectivas de los estudiantes y sus entornos familiares, locales, barriales, escolares y comunitarios (los trabajos acerca de procesos barriales desde la escuela (Bedoya, 2011) o desde espacios comunitarios (Molano, 2010)).
  • Emergencia del presente: Aborda las problemáticas sociales identificadas por los estudiantes en sus escenarios sociales y establece niveles de complejidad que aproximen a los estudiantes de manera progresiva a conceptos de las ciencias sociales (experiencias educativas desarrolladas en la IED Carlos Pizarro).
  • Coyunturización de lo reciente/futuro/pasado: Mantener espacios de discusión permanentes (seminarios, talleres, cátedras, eventos conmemorativos) en los que se difunda información actualizada sobre los acontecimientos sociales de carácter coyuntural que permitan establecer relaciones con el pasado y con las expectativas sociales de futuro (Cátedra Carlos Pizarro Leongómez, por la convivencia, la paz y la democracia).

En cuanto a las propuestas pedagógicas y sus recursos didácticos, los estudiantes han aportado las estructuras metodológicas utilizadas en la producción de las distintas expresiones producidas por niños, jóvenes y miembros de las comunidades (narrativas, caricaturas, murales, periódicos) y los materiales didácticos construidos para analizar el conflicto armado colombiano. Como ejemplo pueden mostrarse los trabajos de Mahecha y Padilla (2010), quienes diseñaron y desarrollaron un software educativo denominado Rionegro, región y conflicto y la cartilla titulada Construyendo caminos de paz realizada por Eraso (2010) en el marco del trabajo denominado Las comunidades de paz de Urabá desde la enseñanza de la historia reciente.

Ilustración 1. Pantalla de inicio del software Rionegro Región y Conflicto (Mahecha y Padilla, 2010)

Profesores y estudiantes que participamos en la línea de Formación política y memoria social hemos asumido el trabajo de la formación de docentes como una responsabilidad social orientada a articular la Universidad con los contextos que son objeto de su reflexión (las organizaciones sociales y la escuela) en la perspectiva de restituir el sentido del pasado mediante procesos de reelaboración de la memoria social en el presente de la práctica educativa de los estudiantes.

Ilustración 2. Cartilla Construyendo caminos de paz (p. 22 de la unidad II) (Eraso, 2010).

Ilustración 3. Cartilla Construyendo Caminos de Paz (p.28 la Unidad II) (Eraso, 2010).

La reelaboración de la relación pasado-presente mediante el análisis de las memorias en el ámbito subjetivo, en el escenario político y en el devenir histórico (Jelin, 2002), nos ha permitido incidir de manera importante en los escenarios de práctica y en la configuración subjetiva de los estudiantes que nos han acompañado en este proceso. Pensar la formación de maestros para el presente puede tener un contenido distinto al que proponen las reformas educativas, producidas en un escenario donde las necesidades sociales y los compromisos éticos no se constituyen en una prioridad, como sí ocurre con la formación por competencias, la educación para el trabajo y los indicadores de calidad de gestión en los distintos niveles educativos. El trabajo hecho hasta ahora nos indica que es posible construir alternativas donde los proyectos políticos de quienes han sido victimizados en el país, se restituyan en un presente que los hace legítimos en prácticas educativas escolares y comunitarias de gran relevancia ética.


Pie de página

1Este ejercicio de sistematización hace parte del proyecto de investigación de la Facultad de Humanidades denominado Memoria de los procesos organizativos de las mujeres: procesos de construcción política y construcción de autonomía, desarrollado por los profesores Sandra Patricia Rodríguez, Jhon Alexander Vargas y María Carolina Alfonso. Este proyecto se inscribe en el grupo de investigación Sujetos y nuevas narrativas en la investigación y enseñanza de las ciencias sociales del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad Pedagógica Nacional.
2La LEBECS ofrece un plan de estudios de diez semestres: fundamentación (I-VI) y profundización (VII-X).
3Las otras cuatro líneas son: Didáctica del medio urbano, educación en valores, convivencia escolar y formación ciudadana, investigación histórica y enseñanza de la historia, e interculturalidad, educación y territorio.
4El equipo de docentes está conformado por Wilson Acosta, Constanza Mendoza, Marlene Sánchez, Pablo Nieto, Jorge Aponte, Liliana Bertierí, Miller Díaz, Antonio Cabrera, Jhon Vargas y Sandra Rodríguez. En otros momentos han participadolos profesores Frank Molano y Amadeo Clavijo.
5Esta es la abreviatura para Institución Educativa Distrital.
6La administración distrital de Luis Eduardo Garzón (2004-2007) decidió construir 50 nuevos colegios en Bogotá y asignó a algunos de ellos su nombre en memoria de líderes políticos asesinados (Campos, González y Ponton, 2010). Este es el caso de dos de las instituciones inauguradas el 21 de junio de 2007 en la localidad de Bosa, la IED Alfonso Reyes Echandía y la IED Carlos Pizarro. La primera institución fue construida en memoria del presidente de la Corte Suprema de Justicia, quien murió durante los hechos ocurridos en el Palacio de Justicia en 1985 (Ver Gómez, Herrera y Pinilla, 2010: 225226). La segunda institución se denominaba IED La Libertad, ubicada en la localidad de Bosa (Ciudadela El Recreo), fue trasladada a una nueva edificación y se le cambió el nombre por IED Carlos Pizarro Leongómez, en memoria del candidato presidencial y ex-guerrillero del M-19, asesinado el 26 de abril de 1990.
7Los trabajos desarrollados en la IED Manuel El-kin Patarroyo y en la Escuela Normal Superior Nuestra Señora de la Paz, se llevaron a cabo a partir de las fuentes acopiadas en el software Memoria, conflicto y relato, creado por las profesoras Marlene Sánchez y Sandra Rodríguez en el marco del proyecto de investigación Estado y conflicto armado en Colombia en las dos últimas décadas: Relatos de estudiantes de la educación media a partir del uso de las tecnologías de la información y la comunicación.
8El proyecto Colombia Nunca Más salvaguarda la memoria de los crímenes de lesa humanidad cometidos en Colombia desde 1965, mediante informes periódicos que buscan la sanción de los responsables y la reparación integral a todas las víctimas y a la sociedad. El Movimiento Nacional de Víctimas de Crímenes de Estado se conformó en el año 2005 después de ser aprobada la Ley 975 de 2005 y busca reivindicar los derechos a la verdad, la justicia y la reparación integral.
9Esta corporación trabaja con comunidades ubicadas en zonas de conflicto armado, en procesos de educación, asistencia jurídica, atención psicosocial, comunicación e investigación" (Ver: www.humanidadvigente.net). La Asociación Campesina del Valle del río Cimitarra (ACVC) "es una organización social no gubernamental campesina que desarrolla un trabajo organizativo, político y social con el sector rural de ocho municipios del Magdalena Medio colombiano". (Ver: http://prensarural.org/acvc/).
10El 31 de diciembre de 1978 el movimiento guerrillero M-19 ejecutó la "Operación Ballena Azul", nombre dado a la acción militar mediante la cual esta organización robó el depósito de armas del Cantón Norte (más de 5000 armas fueron extraídas por un túnel construido desde una casa cercana a esta guarnición militar).
11Estos trabajos analizan las luchas campesinas en las provincias de Cundinamarca influidas por el Partido Comunista Colombiano, donde se puso en marcha una reforma agraria. Los estudiantes en práctica reelaboraron la memoria de estas luchas y establecieron cuales fueron los modelos de represión empleados por fuerzas estatales y paraestatales desde los años sesenta hasta la primera década del siglo XXI. Para el caso de Viotá se analizó y documentó la incursión paramilitar de las Autodefensas Unidas del Casanare en los municipios de la provincia del Tequendama (Rodríguez y Castro, 2009) y para el caso del Sumapaz se documentó la presencia militar desde los años noventa, y los efectos de las operaciones militares Exterminador (1997), Aniquilador I, II y Tormenta del Páramo (2000) (Cárdenas, Ospina, y Sastoque, 2009).
12Desde los años sesenta, el Partico Comunista Colombiano convirtió el acceso a la vivienda en Colombia en una de sus banderas, para lo cual conformó la Central Nacional Provivienda (CENAPROV), que influyó en la conformación de barrios populares en Bogotá, Pereira, Cali, Palmira, Neiva y Bucaramanga (Molano, 2010).
13El 30 de septiembre de 1985, un comando urbano del M-19 interceptó un camión repartidor de leche en el sur de Bogotá y la distribuyó entre los habitantes de los barrios San Martín de Loba, las Guacamayas y Malvinas Uno. En el lugar se presentó un enfrentamiento armado en el cual murieron once personas (Parra, 2010).
14El movimiento político ¡A Luchar! Por la Unidad Revolucionaria fue una organización política fundada en 1984, de carácter popular y socialista, compuesta por varias organizaciones de carácter sindical. Sus miembros fueron sometidos a amenazas, allanamientos, detenciones, torturas, asesinatos y desapariciones, lo cual es tipificado como delito de lesa humanidad por constituirse en genocidio político (Pedraza, 2011).
15Estos dos trabajos se desarrollaron en el marco del proyecto de investigación Procesos de formación política y constitución de subjetividades en la Asociación Campesina del Valle del Río Cimitarra, orientado por los profesores Constanza Mendoza y Frank Molano, entre 2008 y 2009.
16El trabajo de Mahecha y Padilla (2010) aborda la región de Río Negro en Cundinamarca a partir de las categorías región y conflicto, en la perspectiva de hallar las permanencias y transformaciones entre los principales conflictos sociales de la región y las relaciones entre dichos conflictos y las dinámicas de las zonas adyacentes, a partir del análisis del papel del Estado y del conflicto armado colombiano en la configuración de los actores a escala regional y en tres ámbitos: la exclusión histórica, la coerción y la explotación.
17El trabajo de Valencia (2010) analiza el proceso de expansión, incursión, consolidación, desmovilización y reaparición de los grupos paramilitares que se establecieron en Cundinamarca y Bogotá. Valencia (2010) plantea que el paramilitarismo en Colombia no desapareció con el proceso de negociación adelantado en el primer gobierno de Álvaro Uribe Vélez (2002-2006) sino que sigue operando con otras denominaciones y mantiene su carácter contrainsurgente pero se acomoda a las circunstancias locales, en alianzas con organismos del Estado y las elites regionales.
18Esta expresión es utilizada por Santos Juliá (2003, citado por Aguilar, 2008) para referirse al olvido deliberado, a las prácticas de olvido voluntario que lleva a cabo el Estado mediante la censura de los medios de comunicación o mediante la formulación de leyes que promueven la impunidad.
19Estos principios son tomados de los planteamientos de Franco y Levin, F (2007).
20Estas categorías temporales son identificadas por Funes (2006) en el marco de una investigación acerca de la enseñanza de la historia reciente desde la experiencia de maestros argentinos. Esta autora identifica las categorías temporales mediante ejemplos y a partir de nuestra experiencia como línea de formación de profesores, realizo la delimitación conceptual que aparece aquí.


Referencias

Aguilar, P. (2008). Políticas de la memoria y memorias de la política. Madrid: Alianza Editorial.

Campos, S., González, D. y Pontón, R. (2010). Memorias de la Cátedra Carlos Pizarro Leongómez, por la convivencia, la paz y la democracia". Informe de caracterización institucional. Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Franco, M. y Levin, F. (2007) El pasado cercano en clave historiográfica. En: Historia reciente, perspectivas y desafíos para un campo en construcción. Buenos Aires: Paidós.

Funes, A. La enseñanza de la historia reciente/presente. Revista Escuela de Historia [Versión Electrónica] 2006, 1 Disponible en: <http://redalyc.uaemex.mx/redalyc/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=63810504>.

Gómez, J., Herrera, J. y Pinilla, N. (2010). Informe final. Comisión de la verdad sobre los hechos del Palacio de Justicia. Bogotá: Universidad del Rosario.

Jelin, E. (2002). Los trabajos de la memoria. Buenos Aires: Siglo XXI.

Licenciatura en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales. (2007). Proyecto Pedagógico. Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Mate, R. (2006). Contra lo políticamente correcto (1ª ed., Vol. Colección Filosofía). Buenos Aires: Altamira.

Traverso, E. (2007). El pasado, instrucciones de uso. Historia, memoria y política. (A. González de Cuenca, Trad.) Madrid: Marcial Pons.

Unesco. (2004). Las tecnologías de la información y la comunicación en la formación docente. Montevideo: Trilce & Unesco.

Zemelman, H. (2002). Necesidad de conciencia. Un modo de construir conocimiento. México: Anthropos.

Trabajos de grado revisados

Aldana, A. (2008). ¿Qué es ser campesino? Una aproximación desde las vivencias de las y los actores que integran la Asociación Campesina del valle del río Cimitarra-ACVC. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Ávila, E. y Téllez, R. (2010). Olvido e impunidad: conflicto armado colombiano, toma del Palacio de Justicia, masacre de Mapiripán, masacre de Bojayá, falsos positivos. Una propuesta pedagógica desde la enseñanza de la historia reciente.

Bedoya, B. (2011). El paramilitarismo en Colombia desde la enseñanza de la historia reciente. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Cárdenas, F., Ospina, B. y Sastoque, V. (2009). Una experiencia con fuertes raíces en la tierra. Construyendo una memoria histórica del terrorismo de Estado desde las comunidades de Sumapaz y Tequendama. Grupo Sumapaz. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Cardona, J. y Mendoza, C. (2010). Salidas negociadas a conflictos armados internos en Latinoamérica, los casos de Guatemala y El Salvador: una lección para Colombia. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Castillo, C. (2009). Reparación integral a mujeres víctimas de crímenes de Estado. (MOVICE, capítulo Bogotá). Trabajo de grado para optar el título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Celis, S. y Salazar, Y. (2007). Políticas de seguridad hemisférica en la memoria social de América Latina, una experiencia formativa. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Contreras, C., Miller, D. y Peña, L. (2005). Reconstrucción histórica del conflicto armado en las regiones del Sumapaz, Magdalena Medio y Atrato Medio en la última década: Relatos de estudiantes de 9° B de la Escuela Normal Superior Nuestra Señora de la Paz. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Eraso, A. (2010). Las comunidades de paz de Urabá desde la enseñanza de la historia reciente. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Figueroa, T., Jiménez, M. y Rincón, C. (2009). El territorio en nuestras manos: la territorialidad y sus implicaciones formativas en una asociación campesina. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Forero, F. y Chávez, F. (2008). Formar políticamente para la defensa del territorio en una organización social rural. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Guaqueta, D. (2011). Narcotráfico. Historia, antecedentes e impactos de un fenómeno social que ha marcado la historia en Colombia. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Herrera, J. (2009). Conflicto armado colombiano, medios masivos y alternativos de comunicación. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Liévano, T. y Useche, Y. (2009). Territorio, memoria y acción colectiva de los campesinos de la vereda Pasquillita. Un proyecto de aula para la formación política. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Mahecha, G. y Padilla, M. (2010). Exclusión, coerción y explotación. Una perspectiva regional del conflicto armado en Colombia. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Manrique, A., Rojas, C. y Sánchez, C. (2005). Conflicto armado, narrativas y memoria social. Una propuesta para generar procesos de pensamiento crítico en la enseñanza de las ciencias sociales. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Molano, A. (2010). Aportes pedagógicos para la reconstrucción de la memoria histórica del barrio Policarpa Salavarrieta. Represión política en contra de la Central Nacional Provivenda. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Morales, M. y Cabezas, F. (2010). Proceso de paz entre el M-19, los sectores sociales y el gobierno nacional durante 1980 y 1990. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Navarro, L. (2008). Educar socialmente para la defensa de los Derechos Humanos y el rechazo a la tortura en la galería de la memoria del movimiento nacional de víctimas de crímenes de Estado. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Parra, C. (2010). Masacre en el suroriente de Bogotá, un crimen de Estado. Documentación de caso. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Pedraza, C. (2011). Proyecto investigativo-pedagógico reconstrucción de la memoria de los crímenes de lesa humanidad contra el movimiento político ¡A luchar! Por una unidad revolucionaria. Una historia para aprender... una memoria para hacer. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Rodríguez, D. y Castro, S. (2009). Una experiencia con fuertes raíces en la tierra. Construyendo una memoria histórica del terrorismo de Estado desde las comunidades de Sumapaz y Tequendama. Grupo Viotá. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Rodríguez, H. (2010). Los derechos a la verdad, la justicia y la reparación desde la perspectiva de la historia reciente en la IED Carlos Pizarro Leongómez. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Tola, I. (2011). Desplazamiento forzado en Bogotá: una mirada desde la escuela. Trabajo de grado para optar al título de licenciada en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.

Valencia, F. (2010). Paramilitarismo en Cundinamarca y Bogotá. Trabajo de grado para optar al título de licenciado en Educación Básica con Énfasis en Ciencias Sociales, Departamento de Ciencias Sociales, Universidad Pedagógica Nacional, Bogotá, Colombia.